domingo, 12 de marzo de 2017

LAS PRUEBAS MÉDICAS DESCARTAN LESIONES EN ANDRÉS ROCA REY


Aplausos

Andrés Roca Rey permanece ingresado en el hospital Alto Guadalquivir de Andújar, en Jaén (España), donde va a pasar la noche en observación, y espera recibir el alta al mediodía de este lunes después de que las pruebas radiológicas a las que ha sido sometido hayan negado la lesión de coxis que se había barajado en un principio tras la paliza sufrida en el festejo de este domingo.

"Le han hecho varias pruebas, la última un escaner, y afortunadamente se ha descartado cualquier tipo de lesión", afirma José Antonio Campuzano, apoderado del torero. "Va a quedarse ingresado en observación y mañana, si todo va bien y la analítica sale como se espera, le darán el alta y podrá volver para casa", añade.

De este modo, la comparecencia del próximo viernes en Valencia no corre peligro. "No creo que vaya a haber ningún problema, aunque ahora mismo el torero está con fuertes dolores en la zona del coxis y del sacro. Le han administrado antiinflamatorios y al menos guarda la satisfacción de haberle cortado el rabo al toro".

Campuzano concluye analizando el porqué de este nuevo susto: "El toro era exigente, costaba mucho trabajo estar delante y Andrés pisa unos terrenos muy comprometidos, pero el verdadero culpable de la cogida ha sido el viento".