martes, 4 de marzo de 2008

QUEJAS Y DENUNCIAS CIRCULAN CONTRA EL FESTIVAL BENÉFICO

Tras el "desaguisado" festival taurino benéfico del domingo último en la Plaza de Acho, en la que, a pesar de ello, triunfó el niño torero francés Michelito Lagravere, circulan las quejas y denuncias por la falta de respeto a la categoría del bicentenario coso, la evidente desorganización, la falta de autoridad responsable y la trasgesión del Reglamento Taurino. A través del foro "desde el tendido", portales y blogs taurinos hemos tomado conocimiento de estas reacciones y, a continuación, les trascribimos algunas de ellas:

Sin restarle todo el mérito que tiene Michelito el festival fue un fiasco. No es tan fácil hacer empresa y las fallas fueron demasiado evidentes. Recortar de 6 a 4 los becerros lidiados es deshonesto. Picar a esos añojos con puyas de novillos y estrellarlos con el peto es abusivo. Afortunadamente resultaron bravos los becerros de Apóstol Santiago y tuvieron movilidad y raza para dar pelea.La salida en hombros del Alcalde es penosa. Organizaron mal el festival y además la salida en hombros está normada y solo es viable en casos de triunfos de toreros y ganaderos. Permitir que alguien más salga en hombros de Acho es ofender a todos los que se ganaron las salidas en hombros delante de los toros, jugándose la vida. Lo demás es una payazada. Se trata de nuestra querida plaza, de nuestro bicentenario coso. De Acho.

¿Como creer ahora que se moralizará realmente la fiesta si estas son las autoridades? Empiezo a dudarlo. Acho debe ser respetada siempre, por todos y el reglamento ser cumplido en todos los casos. sin excepeciones. Así se aleja a la gente, se desacredita el espectáculo y la gente deja de ir. Penoso.

Baldomero Cáceres
Periodista taurino del Diario Perú 21

Baldomero:

Y que me dices de no poner ni un cartelito en taquilla por la no presentacion de Andres, de meter al callejon al becerro para jalarlo por alli, que pasò con el respeto a la plaza y a los que la mantenemos, no es dable una sancion ejemplar a la Municipalidad, organizadora de ese espectaculo?

Lagravere hizo demasiado afrontando el compromiso solo, bien por el.


Jaime Tavera
Ganadero de Aucallama

Tienes toda la razón Jaime. Una falta de respeto total. Si el Municipio procede así... ahora ¿quién podrá defendernos?

Baldomero Cáceres

Yo compre mis entradas el primero de marzo en la noche casi cuando estaba cerrando teleticket de metro de San Isidro y todavia se seguia distribuyendo la propaganda en la que se anunciaba 6 becerros. Si ya se sabia que no venia la niña mexicana por que no se retiro el volante? publicidad engañosa?

De que manera se contribuye a la fiesta brava en el Perú; si cuando hay la posibilidad de que un niño peruano toree, no se le toma en cuenta mas que para que haga el paseillo, ponga las banderillas y haga algunos quites apurado por los gritos de la gente en el callejon.

No es por desmerecer lo que hizo Michelito, pero que bueno habria sido ver a Kevin Fenandez.

En los 7 años que voy a Acho nunca habia visto un caballo muerto en la puerta de cuadrillas, que paso? quien sabe?

Saludos.

Jorge Miguel Garcia Aliaga
Aficionado de la Peña "Desde el tendido"


Que alguien averigüe una dirección electrónica del Municipio para poder enviar las quejas. Saludos,

Juan José Cabello
Coordinador Académico Centro Cultural PUCP.

Y la prensa taurina de la capital no dejó de señalar las numerosas faltas de aplicación del reglamento taurino.

Jean-Louis Pous de Collioure
Periodista Portal Toros.com


Sin embargo, no dejamos de lamentar que su presentación en Acho haya sido en el marco de una pachanga mayúscula (y van dos este año), sólo que esta vez contando como organizadores al mismísimo alcalde del Rímac, Leyton, a su promotor y corifeo Tapia, a la familia Villafuerte (cogestora de la feria limeña) y a un grupo de “ocultos” aficionados. En la pachanga del 27 de enero, los organizadores fueron sancionados por el alcalde y su promotor con una multa equivalente a 175 mil soles por incumplir el reglamento taurino. ¿Quién los multará a ellos ahora? Porque no cabe otra cosa si es la misma autoridad la que infringe la ley tanto como su propio reglamento

Magaly Zapata
Periodista Portal Mundotoro.com
Aspectos censurables: la actitud se subalternos pidiendo la oreja; la participación de gente extraña en el ruedo, uno pidiendo un absurdo indulto, otro incitando con las manos a que el público pida la oreja; la inexplicable ausencia del tiro de arrastre después del segundo toro lo que obligó que los dos últimos becerros muertos fueran retirados del ruedo jalados por varios hombres. ¡Realmente vergonzoso!

Fernando Marcet

Periodista Portal Opiniónytoros.com

Algunos detalles que desmerecen la categoría de una plaza como Acho son la ausencia de alguacilillos, puntilleros y hasta de mulillas de arrastre para los últimos becerros. Más bien extrañó la presencia de picadores en la becerrada, sobre todo si consideramos que el reglamento de espectáculos taurinos de la propia Municipalidad del Rímac solo alude, en su artículo 275, a puyas de novillos y toros.

César Terán y Vladimir Terán

Periodista taurino Diario La República / Periodista Blog Tauromaquias

El espectáculo se anunció inicialmente como una terna, luego en un mano a mano y se quedó al final en solitario. Se presentó como una becerrada, pero al ser con picadores se convirtió en un festival. No se respeto el Reglamento Taurino en varios artículos, ni se respeto la Ley del Artista y dejémos constancia que el organizador fue la Municipalidad del Rímac, nos preguntamos ¿Quién controla a las autoridades?.

Dikey Fernández
Periodista Portal Burladerodos.com

En este espectáculo se observaron muchas faltas al Reglamento General de Espectáculos Taurinos del Rímac cuya responsabilidad recae en la Autoridad Municipal del Rímac presente en el palco del Juez de Plaza, a quien recomendamos que repase su propio reglamento, especialmente en los artíclos 269, 270, 275, 276, 277, 278, 279, 280 y 281 y luego se aplique lo establecido en el artículo 283.-a).

En la última conferencia de prensa la Autoridad Municipal del Rímac, anunció que este espectáculo se realizaría respetando la categoría de la Plaza de Toros de Acho como corresponde a la primera plaza de toros de América, sin embargo resultó todo lo contrario.


Miguel Delgado
Periodista de la Revista Páginas Taurinas / Blogs Páginas Taurinas
Si bien la intención era muy buena, la fecha no, y el municipio debe solo ser el que vele por el cumplimiento del reglamento taurino y no es su fin organizar festejos taurinos. No había policía en las afueras de la plaza y las policías femeninas dijeron que solo estaban atentas al tráfico vehicular, que pasaba por delante de las puertas del coso, mal el comisario que no tomó precauciones.

No se avisó que faltaría Roca Rey. No hubo alguacilillo, se anunció un festival pero en realidad fue una becerrada con picadores, cosa insólita, incluso hay novilladas sin picadores y las reses son mayores que los becerros. Las dos rayas no estaban a siete y nueve metros. Hubo rueda de peones tratando de que doblen los becerros. Uno del personal de arrastre agitaba los brazos en medio del ruedo pidiendo al público solicitara trofeos. El caballo de tiro no salió en los dos últimos que fueron arrastrados por las asistencias. Se ha puesto de moda ir de corto, pero con chaleco de traje de luces. A Acho hay que respetarlo. Hubo eso sí dos sobresalientes. Y bonitas las evoluciones de la Compañía Juan Fanning de la Infantería de Marina.
Bartolomé Puiggrós
Periodista taurino del Diario El Comercio