lunes, 6 de abril de 2009

CÓDIGO ROJO


Escribe: Giovanni Cegarra (Venezuela)

La Plataforma Taurina Nacional ha dado un gran paso en el seno de las Sub Comisiones y Comisiones de la Asamblea Nacional Bolivariana, en la defensa de la Fiesta Brava en Venezuela, no hay duda en ello. Hemos recibido el espaldarazo solidario de taurinos del mundo entero, de España, Colombia, Perú, Ecuador, más no el de México y extraña.

En el 2007 se logró no pasara entre gallos y media noche, el Proyecto de Ley para la Protección de los Animales Domésticos, Dominados, Silvestres y Exóticos y en Cautiverio, aprobado en una primera discusión y ahora, se les abrió los ojos y los oídos a los Legisladores Venezolanos, se les dió a entender del por qué, el Proyecto de Ley de Protección a la Fauna Doméstica y el Proyecto de Ley de Protección de los Animales Domésticos Libres y en condiciones de Cautiverio, ésta última que considera al toro de lidia como un animal doméstico, no se ajustan a la realidad esgrimida por sus nefastos redactores, quienes en desconocimiento de la realidad socio, económica, cultural, tradicional y turística que implica la Fiesta Brava, pretenden regularla de una manera que irremediablemente la llevarían a su total eliminación.

No obstante, seguimos en código rojo, no hay que dormirse en los laureles del triunfo, la alerta taurina continúa en cógido rojo. La lucha en defensa de la Fiesta Brava en Venezuela debe continuar más intensa y unida.

Quienes nos adversan se la juegan con argumentos ilógicos que afectan el desarrollo integral económico de una población, ciudad, Estado, país, donde se desarrolla una Feria Taurina, un espectáculo taurino y por eso, en Venezuela la unidad es vital y esencial, en ello, no cabe el protagonismo y la figuración, no cabe el yoismo ni quedarnos callados y tapados solapadamente, se debe continuar y apoyar todos los involucrados en el mundo del toro, la Plataforma Taurina Nacional. En la unidad está la fuerza.

Hay que mantener constantemente la presencia y la bulla pública en todos los ámbitos de Venezuela. Callados y dormidos en los laureles no servirá de nada, en esta lucha en defensa de la Fiesta Brava, porque ha quedado demostrado que los antitaurinos intentan a toda costa, dar la puñalada trapera apoyados por unos cuántos ilusos que no saben donde están parados ni tienen idea de lo que es respetar la convivencia ciudadana.

La intención de los Legisladores en el seno de la Asamblea Nacional Bolivariana de abogar por la aprobación de la Ley Taurina Nacional es uno de los mayores logros de los taurinos venezolanos debidamente representados en la Plataforma Taurina Nacional pero no se debe quedar ahí y confiarnos en que ello ya es un hecho, hay que hacerle el seguimiento a esa posición y promesa parlamentaria, la lucha en la defensa de nuestra Fiesta Brava debe continuar y con mayor ímpetu, nuestros adversarios no descansarán en seguir con su fastidio ilógico y moverán cielo y tierra para frustar este logro taurino.

"La pelea sigue y es peleándola", los taurinos venezolanos tenemos la fuerza y la unidad para defender la Fiesta Brava, pero no hay que confiarse demasiado, no debemos dormirnos en los laurales porque cuando menos lo pensamos, nuestros adversarios "nos meten la pala entre gallos y media noche" y por eso reafirmo, que la alerta taurina en Venezuela continúa en código rojo.