lunes, 14 de noviembre de 2016

ANDRÉS ROCA REY SIN OPCIONES EN LA MONUMENTAL PLAZA MÉXICO


El matador peruano Andrés Roca Rey saludó la única ovación de la tarde de ayer en la Monumental Plaza México, tras un derroche de valor y pundonor frente a una desclasada corrida de Xajay a la que apenas pudo demostrar su valentía y arrojo en la que el diestro nacional se la jugo y escapo de milagro de la cornada, en un mano a mano con el matador mexicano Joselito Adame que pincho al mejor astado de una decepcionante corrida.

Roca Rey fue cogido en el inicio de faena de muleta mientras toreaba de rodillas, pero sin inmutarse volvió a la cara del toro de la misma guisa, de rodillas para torear en redondo con un gran temple y profundidad, poniendo la plaza boca abajo. Faena de tremenda exposición y valentía de Roca Rey frente a un toro de Xajay que embistió sin emplearse nunca en los vuelos , y siempre con la cabeza por el estaquillador de la muleta del peruano, que demostró su gran poderío hilvanando series de muletazos, cambiados por la espalda y un final tremendo por bernardinas. Pinchó antes de cobrar una estocada y saludó la única ovación de la tarde.

Frente al cuarto y el sexto de la tarde el guión se repitió, ya que Roca Rey se encontró con dos animales de Xajay excelentemente presentados pero sin raza, fondo ni clase. Lo más destacable fueron los quites por tafalleras y saltilleras, antes de dos labores tesoneras y valientes que no tomaron vuelo por el nulo juego de los toros de la ganadería mexicana.

Plaza de Toros Monumental de México DF. Tres cuartos de entrada en el tendido numerado. Se lidiaron toros de Xajay, de excelente presentación, pero de escaso juego, salvo el bueno que hizo primero.

Joselito Adame, silencio, silencio y silencio.
Andrés Roca Rey, ovación, silencio y silencio.