martes, 22 de noviembre de 2016

PONCE, JUAN PEDRO Y LIMA, EL TRIÁNGULO VUELVE A ALINEARSE


Mundotoro

Han pasado 16 años. Más de década y media desde el efecto 2000. El efecto 2000 de Ponce en Lima. "Halcón" mediante. De Juan Pedro Domecq, pero con el hierro de Parladé. La última faena de rabo en la plaza de toros de Acho. El único, de hecho, junto a otro cortado por Vicente Barrera en 1996, en los últimos 41 años de toros en Lima. Pues bien, este fin de semana se vuelven a alinear los tres vértices. Enrique Ponce vuelve a Lima con toros de Juan Pedro Domecq.
Un triple reencuentro que ha despertado expectación en la ciudad limeña. Quién más quién menos recuerda todavía esos muletazos de Ponce a un toro para la Historia del toreo en la ciudad andina. Además, el cartel, bien rematado, ayuda a generar ese ambiente alrededor del festejo del domingo. Junto al valenciano de Chiva, Alejandro Talavante y Joselito Adame.
De este modo, la afición peruana tiene delante una nueva oportunidad para presenciar otro paseíllo más de uno de sus toreros predilectos en los últimos tiempos. No en vano, Ponce aspira en esta Feria del Señor de los Milagros 2016 a conseguir su sexto Escapulario de Oro. Un "torero de Lima", apelativo concedido tan sólo a otros cuatro espadas, que espera repetir sus grandes tardes en Acho.