sábado, 31 de diciembre de 2016

BITÁCORA DE AMÉRICA. IN MEMORIAM PREMIAN A RENATO MOTTA "MOTTITA" Y FALLECE "GIRONCITO" EN LIMA


Pedro Abad Schuster / De Toros en Libertad 

La historia taurina del Perú acaba de registrar dos acontecimientos que no podemos dejar pasar. Acaba de morir estando en activo en su Escuela Taurina el instructor, matador Alejandro Boggiano "Gironcito", quien estuvo al frente de la Escuela Taurina del Rímac del Cuartel El Potao, desde 2010 hasta hece pocos días. Antes de ello, "Gironcito" estuvo en la Plaza de Acho hasta el año 2009, año en que fallece Daniel Escudero, a quien acompaño como instructor de la Escuela Taurina de Acho durante 18 años. 

En el video anexo, se observa una parte de la entrevista en 2009 a Daniel Escudero, y además, a partir del minuto 8.50 se encuentra el saludo del novillero Renato Motta "Mottita", quien acaba de ser nombrado "Personaje Taurino Peruano del año 2016" por la Fundación Cultural Girón del Perú, tal como reporta Carlos Castillo, del Círculo de Cronistas Taurinos y página web "Perú Taurino". 

Estos personajes, "Mottita" y "Gironcito", cada uno en su respectiva dimensión están siendo reconocidos por la prensa taurina y por la organización Fundación Cultural Girón del Perú con la intención de que sus respectivos legados sirvan de guía a las generaciones que los suceden. Ambos, "Mottita" y "Gironcito" se conocieron en la Escuela Taurina de Acho, actualmente en vías de ser implementada por Casa Toreros y Juan Manuel Roca Rey con el matador Luis Miguel Rubio. 

Sin Escuelas Taurinas no se desarrolla el toreo. La Educación taurina merece ser fomentada y que mejor momento para analizar su re-organización en Acho. "Gironcito" nunca se amilano ni dejó de apoyar a los niños y jóvenes aspirantes. "Mottita" fue una prueba de ello, uno de aquellos aspirantes, cuyo padre originario de la taurina Cora Cora le inculcó valores y principios que hoy valida la Fundación Cultural Girón mediante su homenaje a Renato Motta "Mottita". Héroes casi anónimos que sin mucha difusión ni suficiente retribución dejan un legado que enorgullece a los aficionados taurinos del Perú.