lunes, 20 de septiembre de 2010

EMILIO HUERTAS Y EMILIO BARRANTES CORTARON OREJA EN ACHO (LIMA)

Con gran ambiente en los tendidos y una esmerada organización se celebró ayer en la Plaza de Acho la novillada con picadores organizada por el Centro Representativo Sancos (Ayacucho), en la que tanto el novillero español Emilio Huertas, como el peruano Emilio Barrantes, cortaron una oreja. Mientras que el venezolano Alejandro Chacón dió una vuelta al ruedo protestada.

Con las cuadrillas detenidas a media plaza se guardó un minuto de silencio en memoria de Daniel Escudero "Cachupin", recientemente fallecido y quien fuera jefe del personal de arrastre y coordinador de la Escuela Taurina de Acho.

Con casi tres cuartos de plaza en los tendidos se lidiaron tres novillos de Salagual (1°, 2° y 6°) y tres de Huacraruco (3°, 4° y 5°), bien presentados, pero faltos de fuerzas en general. Los cuatro primeros descastados y complicados, por lo que fueron pitados en el arrastre. El que hizo quinto enrazado y con trasmisión, y el del cierre tuvo calidad y nobleza.

Alejandro Chacón tuvo que pechar con el lote menos potable. En el primero de la tarde hubo poca tela que cortar y fue silenciado. En el cuarto hizó una faena con más voluntad, que técnica, que no fue suficiente para remontar las condiciones de su oponente. El novillero dió vuelta al ruedo que fue protestada.

Emilio Huertas tuvo una faena de cal y otra de arena. En el segundo de la tarde no termino de acoplarse, siendo achuchado en tres oportunidades. Mata mal y se pita su labor. En el quinto supo aprovechar las buenas condiciones de su oponente toreando con gusto, mando y temple. Después de pinchazo deja una estocada en buen sitio y se le premia con una oreja.

Emilio Barrantes fue una grata revelación, demostrando sus buenas maneras para ejecutar el toreo en su lote. Al tercero lo toreó con quietud y decisión, dando vuelta al ruedo. En el sexto estuvo variado con el capote y dispuesto con la muleta, toreando por ambos pitones con valor y lentitud. Mata con prontitud y obtiene una oreja.

Foto: Emilio Barrantes (Cortesía: Juan Medrano).