jueves, 30 de enero de 2014

¡ FELIZ DÍA PLAZA DE ACHO !


El día de hoy nuestra Plaza de Toros de Acho cumple 248 años de fundada. La primera corrida en la Plaza de Toros Firme de Acho se celebró el "Jueves de Compadres", teniendo aún pendiente el permiso y autorización del Rey de España Carlos II, en la tarde del 30 de enero de 1766, con asistencia del propio virrey Antonio Manuel Amat y Juniet.

Hubo un vistoso encierro del ganado por la mañana y por la tarde se lidiaron 16 reses para los diestros de a pie y a caballo. Los integrantes del cartel inaugural fueron los toreros peruanos "Pizí", "Maestro de España" y "Gallipavo". El nombre del primer toro que se lidió y mató a estoque fue "El Albañil Blanco", con divisa caña y rosado, de la hacienda Gómez (hoy Unanue), ubicada en Cañete (Lima), propiedad de Agustín Hipólito de Landaburu.

De esta manera el viejo coso de abajo el puente se convirtió en plaza más antigua de América, por donde han pasado toros de las principales ganaderías y figuras del toreo mundial.

Pero lamentablemente, a pesar de su rico historial y estando a dos años de cumplir sus primeros 250 años, Acho luce sucia y descuidada, sin contar con el mínimo mantenimiento necesario por parte de su propietaria la Sociedad de Beneficencia de Lima Metropolitana. Ni mucho menos de la Municipalidad del Rímac que tiene entre sus fines mantener el cuidado del ornato del distrito. Entidades, estas, tanto la Beneficencia, como la Municipalidad, que se benefician económicamente de los ingresos que reciben de los espectáculos taurinos y no taurinos que allí se celebran. Tampoco cuenta con la debida conservación del Instituto Nacional de Cultura a pesar de ser Patrimonio Cultural de la Nación

Esperando, seguramente que, como cada año, la empresa taurina organizadora de la Feria del Señor de los Milagros, se encargue de darle una "lavadita de cara" y "maquillaje superficial" para disimular su inocultable deterioro. De seguir así es difícil que llegue a cumplir y celebrar en buen estado su próximos 250 años, ya que prácticamente algunas de sus instalaciones están al borde del colapso.

Pero, a pesar de todo, te queremos y deseamos que tengas un ¡Feliz día Plaza de Acho!.