miércoles, 6 de febrero de 2008

FERIA EN HONOR A LA VIRGEN DE LA CANDELARIA DE SÓCOTA (CAJAMARCA)

Escribe: Jorge Guerrero Quijano (desde Sócota)

Del 1 al 4 de febrero se realizó la Feria en honor a la Santísima Virgen de la Candelaria, en la hermosa Villa de Sócota, distrito de la provincia de Cutervo.

La actividad taurina se llevo a cabo los días 3 y 4 con el siguiente resultado.

Primera tarde: Actuaron el coleta español Tomás López de verde botella y oro y el mexicano Mario Mora de berenjena y oro.

Tomás López, en su primero un bravo ejemplar de La Viña - Paiján que salió rematando en los burladeros, repitiendo constantemente y barriendo la arena con el morro, leves pedidos de indulto desde los tendidos, se le dio vuelta al ruedo. Tomás López lo entendió a la perfección luciéndose tanto con el percal como con la muleta. Dos orejas, invitó al Ganadero a saludar desde los tercios.

En su segundo, un ejemplar de Paiján, bravo pero con poquita fuerza lo consintió y lo llevó siempre con la muleta a media altura para evitar que pierda las manos, pinchazo y entera caída. Ovación.

Mario Mora, en su primero, segundo de la tarde, de La Achira, ganadería de la tierra, un animal muy complicado que enbestía a arreones y con mucho peligro, no obstante ello se le vio algunos detalles con el capote. Pinchazo, media caída, descabello. Vuelta.

En el que cerró la tarde un bravísimo novillo de El Olivar, no estuvo a la altura de las circunstancias desperdiciando tal vez al más bravo de la feria. Cabe mencionar, de este del Olivar, la pelea que hizo en el tercio de varas. Varios pinchazos, una media y se eternizó en el descabello.

Segunda tarde: Tomás López de verde botella y oro (1° y 4°), Mario Mora de berenjena y oro (2°) y Alan Quiespe “Salvador Díaz” de rosa pálido y oro (3°).

Las malas condiciones en que se encontraba el piso por la fuerte lluvia que cayó en horas de la mañana conspiraron para que se mostraran en todas sus condiciones tanto los novillos como los matadores.

El de La Achira que abrió la tarde, salió alegre pero se fue apagando hasta llegar solamente a defenderse; Tomás López cuajo muletazos de mucho mérito mas aun si se tiene en cuenta las condiciones del piso. Pinchó en lo alto, una media caída. Aplausos,

Mario Mora con uno de Paiján, desconfiado y falto de oficio, nada que destacar. Tres pinchazos, aviso, media desprendida. Silbidos.

Salvador Diaz, en tercer lugar, con un ejemplar de La Achira que dio regular juego, con mucha voluntad pero basto y con pocos recursos, un pinchazo y un bajonazo alevoso. Silencio.

Cerró la tarde y la Feria Tomás López, con un cárdeno de Paijan, lucido con el capote y efectivo con la muleta, estocadón, Oreja.

Actuaron Como subalternos:

El picador Eleuterio Torrel “Tello”, los banderilleros: “El Tata”, Julián Mariños, “Castorcito”, “Tachuela” y “El Loro”.

La primera tarde la Plaza estuvo llena hasta la bandera, la segunda tres cuartos de entrada.