jueves, 27 de septiembre de 2012

"MORENITO DE CANTA" Y ALTERNANTES SILENCIADOS EN ARNEDO (ESPAÑA)


Santos García Catalán
Burladero.Com

ARNEDO.- Primera del Zapato de Oro

Tarde de silencios en la primera del Zapato de Oro

Menos de media plaza se ha registrado en la novillada que abre la edición número 39 de El Zapato de Oro. Se lidian novillos de La Quinta para Mazzantini, Morenito de Canta y Sebastián Ritter.

El primero en saltar a la arena fue un animal terciado y flojo aunque bien presentado. Mazzantini estuvo variado con el capote, brindó a la banda de música. Con la franela no pudo lucirse debido a la sosería del animal. Un novillo con la cara alta y que no pasaba. Recibió algunos pitos en el arrastre y el torero fue silenciado.

El segundo fue un cárdeno bien presentado y rematado. El peruano Morenito de Canta lo recibió con una larga cambiada y fue muy jaleado en las verónicas posteriores. Tomó una vara y apretó en el jaco. Muy lucido el quite por gaoneras y tafalleras. El novillo no fue fácil y al novillero le falta oficio. No se acopló con él y las tandas fueron muy desiguales. Un revolcón al ejecutar la suerte suprema sin consecuencias y matando de pinchazo y contraria, dando un mitin con la cruceta, recibió un aviso y silencio.

El tercero fue un novillo sin rematar pero en puntas. Sebastián Ritter el colombiano, lo toreó con delantales a pies juntos siendo muy aplaudido. El novillo con andares mortecinos, cariavacado, no se prestó para el lucimiento aunque en las dos primeras tandas metió la cara. Buenas maneras del colombiano que fue cogido en un derechazo, al parecer sin consecuencias. El novillo apenas duró dos tandas y se puso muy peligroso. Mató de estocada caída y golpe de verduguillo. Recibió silencio por parte del público.

El cuarto fue un novillo fue un cárdeno claro en tipo de la casa. Mazzantini brindó a Diego Urdiales. En la muleta fue un buen novillo repetidor aunque al final de cada muletazo salía con la cara alta. Mazzantini denotó un buen concepto del toreo, aunque algo despegado con ambas manos y entendemos que es un tanto frío. Hizo lo más interesante de la tarde hasta ahora, con un toreo clásico pero creemos que pudo ser más. Un pinchazo, una estocada y un golpe de verduguillo dejaron todo en un silencio.

El quinto fue un novillo con muchos pies en la salida, estaba en el tipo de la casa y muy armado. Se arrancó pronto al caballo después de unas chicuelinas muy ceñidas de Morenito. En la muleta el de La Quinta fue un mansurrón, con el que el peruano intentó sacarle alguna serie completa pero fue inútil. El novillo no pasaba y cuando lo hacía era con la cara alta y descompuesta. Morenito arriesgó pegándose un arrimón con revolcón incluido del desrazado animal. Mal manejo de la espada y silencio. 

El que cerraba plaza era un novillo largo y sin rematar pero astifino. Fue protestado por posible cojera. Tomó dos varas. Novillo con genio y embistiendo con la cara alta y con parones incluidos  El colombiano Ritter le endosó al menos tres naturales, pero pronto abrevió ante el deslucido utrero. Con los aceros pasó un quinario, sonando un aviso. Pitos al toro y silencio al torero. Finalmente pasó a la enfermería donde se le apreció una cornada en el escroto. Tras una primera revisión los médicos vieron que la cornada puede que haya llegado hasta el vientre y ha sido trasladado al Hospital de Calahorra para ser intervenido. 

Ficha del festejo:
Primera novillada del Zapato de Oro. Plaza de toros de Arnedo. Novillos de La Quinta para:
Mazzantini: Silencio en ambos
Morenito de Canta: Silencio en ambos
Sebastián Ritter: Silencio en ambos

INCIDENCIAS: Sebastián Ritter ha sido trasladado al Hospital de Calahorra para ser intervenido de una cornada que a priori parecía que había afectado al escroto pero ha llegado hasta al vientre.

Foto: José Mari Pérez Charles.