jueves, 2 de julio de 2009

CUTERVO: ¡QUE PROTESTA SEÑORES!

¡QUE PROTESTA SEÑORES!

Escribe: Walter Chávez Tejada

En este nuevo siglo de años revueltos, en el país se han institucionalizado las protestas y reclamos.

Con o sin razón, algunos toman y bloquean carreteras, realizan marchas, plantones, vigilias, y hay quienes desnudan sus flaquezas y se encadenan en iglesias y plazuelas, siempre con altas dosis de violencia.

Pero el último 17 de junio que pasó, en la hospitalaria ciudad de Cutervo, en la cincuentenaria Plaza de Toros “Jorge Piedra Lozada” vimos una nueva y pacífica forma de protestar. El Grupo Social ALBAZO, colectivo conformado por aficionados a las corridas de toros que, durante la Feria Taurina que se realiza el mes junio en honor a San Juan Bautista, se convierte en la PEÑA TAURINA DEL TENDIDO 8, hartos de ver como la tradicional feria de su pueblo es manoseada por el empresario de turno que la organizó, con toros cuneros, sin casta, mansos y mal presentados; con toreros que no fueron los que se anunciaron en los carteles, con el dolor de su alma, decidieron protestar. Acordaron no asistir a la plaza de toros ese 27 de junio, enterados del cartel de esa tarde y seguros que los toros que se iban a lidiar no iban a servir, por su cara de cuneros y por su estado famélico de lástima. Y para que la protesta sea más contundente, acordaron viajar a la ciudad de Chota a ver la última corrida de la feria que, en honor al mismo santo patrón San Juan, celebran en el mes de junio.

Cuando todos se encontraban ya en Chota, listos para ir a la plaza de toros “El Vizcaino”, uno de los más caracterizados Albazos, el escribe los libretos, se acordó de pronto que, si bien es cierto su ausencia iba a ser muy notoria, nadie sabría donde están; y eso llenó de pánico y activó su ingenio: llamó al único Albazo que se perdió el viaje y le hizo un encargo de guerra:” coloca un cartel en el tendido, en lugar de la banderola, que indique que viajamos a Chota”.

El inefable Gandi, que entendió el encargo como un acto heroico, se agenció de una cartulina blanca y con letra preciosista, grande para que lo lean hasta los analfabetos, escribió: NOS FUIMOS A CHOTA-ALBAZO.

Este cartel causo un efecto inmediato en el público que lo entendió como la protesta del grupo más taurino de la plaza, y también en los organizadores que, cuando se lidiaba el segundo toro, que fue devuelto a los corrales por manso, mandaron a romperlo.

Quedan las fotos de recuerdo y la protesta firmada como constancia.

Ojo señor alcalde.

Trujillo 01 de julio del 2009