viernes, 3 de julio de 2009

LA FIESTA DE LA VERGÜENZA, DEL BOCHORNO Y DE LAS ESTAFAS

Escribe: Abel Agustín Ríos Zúñiga

Nuevamente, este año, la Plaza de Toros "Jorge Piedra Lozada" de Cutervo, fue mancillada y vejada, con la presentación de una temporada taurina en honor a San Juan Bautista, que dejó una vergüenza atroz en la afición taurina y quedando el prestigio de nuestra plaza, reducida a nada, y con un amrgo sabor de boca por el cartel de toros y toreros, que pareció en un inicio, iba a paliar siquiera un poco de desánimo y desilusión de los cutervinos, ávidos por celebrar los cincuenta años de nuestra plaza.

Pero, no fue así, ya que asistimos a una temporada taurina de la estafa y del robo, debido sobretodo a la incompetencia y poder organizartivo del Concejo Provincial, por no planificar y legalizar convenientemente a la festividad sanjuanina, debiendo ser ellos parte de este comité de fiesta, como lo hacen muchos de los concejos ediles de diversas provincias cajamarquinas y del Perú. Se fracasó en forma horrenda, porque al comité de fiesta 2009, les falto una planificación real, técnica y objetiva, en la organización taurina, po lo que se vieron entre la espada y la pared, teniendo que recurrir a "avivatos asesores" y ampararse en empresarios taurinos, cuyas cartas de presentación han sido y serán siempre la estafa, la burla, la irrresponsabilidad, el latrocinio y el engaño, sin importarle en nada, las economías del pueblo, el prestigío de la plaza de toros y la afición muy reconocida de Cutervo.

En esta temporada taurina, que fue del fracaso artístico, se programaron 24 toros, que fueron novilos en su totalidad, procedentes de las ganaderías de Checayani, La Laguna, Viña Chao y la Achira de Cutervo. De todos estos ejemplares, que no reunieron el peso y trapío requeridos, solamente cuatro se prestaron para la lida y se mostraron bravos, dos de Checayani, lidiados el 28 y 29 y dos de La Achira, lidiados el 24 y el 28, al que desorejó Milagros Sánchez. Debemos ser justos, al señalar que los toros de Viña Chao, fueron pero que cuneros y con peligrosa mansedumbre, habiendo sido devueltos al corral, hasta en cuatro oportunidades, por acertada decisión del Juez de Plaza, don Antonio Arrascue Coronado.

Los toreros, sin mayor cartel e ilustres desconocidos y ante novillos descastados e impresentables, nada pudieron hacer, para justificar sus contrataciones, a excepción de la valiente Milagros Sánchez, que demostró honestidad, valor y vergüenzataurina. Antonio Bricio, mostró algunos destellos de su buen toreo. José Arcila, Rafael Orellana, Juan José Varela y el mexicano Pepe Murillo, deambularion sin mostrar nada de nada. Los novilleros cumplieron dentro de sus posibilidades y los niños toreros dejaron muchas dudas de sus progresos. La estafa mas grande del "empresario" Jorge Méndez, fue la no comparecencia en esta plaza, de los toreros Cristóbal Pardo, el español Miguel Murillo y el nacional Juan Carlos Cubas, anunciados indebidamente en los carteles de fiesta.

No se dieron premio a nadie, y creo no hubo, pero el premio debió ser para los asistentes a la plaza, en esta temporada, que tuvieron la paciencia aunque a regañadientes de aguantar todo lo malo y lo feo que tuvo el acontecer taurino.

Con este vergonzoso saldo taurino del 2009, queremos insistir con nuestra sugerencia, que la venimos repitiendo desde hace más de seis años, la temporada taurina de San Juan Bautista, debe constar de cuatro o cinco tardes taurinas, se pueden dar dos novilladas, una promocional y otra con picadores, y tres corridas formales de seis toros. Se debe pensar en contratar toros con peso, trapío y raza, de las ganaderías de los señores Roberto y Rafael Puga Castro, de don Aníbal Vásquez Nacarino y de don Nazario Villafuerte Guardia, que si garantizan un buen ganado, por ser ganaderos de carrera y profesión. Los toreros, deben ser de muy buena trayectoria y que figuren en las estadísticas nacionales y extranjeras, para evitar a toreros del "monton".